¿Es la felicidad un derecho?

Nunca hasta ahora las personas habíamos tenido tantas potencialidades vitales. El abanico de posibilidades que la ciencia y la tecnología abren ante nosotros es abrumador. A priori, tampoco tenemos motivos para quejarnos en lo social; vivimos en un estado de bienestar que nos garantiza el derecho a voto, la educación, sanidad, presataciones sociales de todo tipo… Parece que hemos olvidado que todas esas comodidades de que disfrutamos no son derechos que debemos exigir sino logros conseguidos entre todos.  Que si no los cuidamos, desaparecerán. Lo paradojico de todo est,o es que esta sociedad nuestra, tan plena y sobreabundante, no nos hace felices. Nos sentimos profundamente desdichados, mejor dijo: depresivos. Y acudimos a las instituciones o a las medicinas exigiendo la felicidad a la que creemos tener derecho. Y yo me pregunto: ¿qué es la tristeza?, ¿a qué tenemos miedo?,  ¿es la felicidad un derecho? y si lo es, ¿a quién podemos exigírselo?

Hoy ha aparecido en la prensa este artículo sobre el tema yademás de ser muy interesante me ha parecido un buen punto de arranque para hacer un ensayo sobre la ética.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: